Óleo   1,62 x 1,24 m.

 

LA MEDUSA NEGRA

 Qué hermosa medusa negra,

qué bella, que de ser nácar sería reina.

La medusa negra está perdida.

La medusa negra se mueve al compás de las mareas.

La medusa negra no mira,

la medusa negra está dormida,

la medusa negra está inmóvil.

El agua está de color verde viscoso,

la mar está enferma…

¡La medusa negra es reina!,

el oro negro del gran barco encallado la tiñó…

La medusa negra es de color verde oscuro y no está dormida,

envenena y mata sin compasión.